Fundación FILBA

  1. EN
  2. ES /
Festival Nacional Santiago del Estero 2019

Festival Nacional Santiago del Estero 2019

Del 10 al 13 de abril de 2019
 

Del 10 al 13 de abril, el centro cívico más antiguo del país, conocido por eso mismo como “madre de ciudades”, se llenó de literatura. Las actividades comenzaron tomando por sorpresa a los pasajeros del tren que viaja a la localidad vecina de La Banda y a quienes paseaban por las peatonales céntricas de la ciudad: las poetas del grupo Topos bajo la lluvia improvisaron lecturas que sirvieron como puntapié inicial para el festival. Esa misma tarde, en el patio de la Municipalidad, el escritor y periodista Juan Sasturain ofreció su charla inaugural, que giró en torno a la obra de dos grandes de la literatura argentina: Héctor Oesterheld y Rodolfo Walsh. A lo largo de los días siguientes, hubo talleres, paneles y lecturas en distintos formatos. 

La lectura tiene el poder contradictorio de aislarnos del mundo y, al mismo tiempo, conectarnos profundamente con otras realidades, más o menos distantes. En esta nueva edición del Filba Nacional, nos dejamos llevar por esa misma contradicción: hubo espacio para las confesiones, las cartas y los diarios íntimos, pero también para la lectura pública y las cartas abiertas. Nos encerramos en la siesta y seguimos la huella de la violencia solapada entre las páginas y de las leyendas vueltas realidad en pleno monte. 

El viernes nos dirigimos entre todos a un lugar típico y único: el patio del Indio Froilán. Bajo la mirada  de Froilán y Teresa, leímos poesía, hablamos de mitos y leyendas, recorrimos el monte cercano y cerramos con la increíble presencia de las vidaleras, mujeres que transmiten la magia más auténtica de su tierra.

Hubo, como siempre, actividades para niños, visitas a escuelas y un Encuentro para Docentes. También trabajamos una mañana entera en la biblioteca Melvin Jones, del barrio General Paz, compartiendo lecturas con los más chicos, hablando sobre libros con las jefas de familia, escribiendo y encuadernando con los adolescentes y reuniéndonos a reflexionar con un grupo de bibliotecarios. La experiencia más impactante fue, tal vez, la visita a la cárcel de mujeres: el escritor Carlos Ríos dio un taller que llegó tan profundo que estamos buscando la manera de sostenerlo en el tiempo. Porque, como dijo una de las especialistas invitadas -Clarisa Abaúnza, responsable de la biblioteca de Virrey del Pino (La Matanza)-, “siempre que le acercás un libro a alguien, le abrís una puerta”. Y de eso se trata Filba, en todas sus variantes y a dónde sea que vayamos.
 

Apoyan este festival