Fundación FILBA

  1. EN
  2. ES /
Jurado en sus propias palabras

​#PremioFMF

Jurado en sus propias palabras

Qué dice el jurado

Hablamos con el jurado del #PremioFundaciónMediféFilba: María Teresa Andruetto, Mariana Enriquez y Fabián Casas, quienes serán los responsables de la frase final: “Esta es la novela ganadora” . Qué piensan a la hora de leer y decidir.
 

La importantancia de premiar una novela publicada tiene relevancia en el mundo literario, eso lo comprobamos desde la primera edición del #PremioFMF, dadas las repercusiones y la ilusión que ha generado en autores/as y editoriales.

Dice al respecto Andruetto: “(La importancia surge) Por la visibilidad que puede darle a un libro, a unos libros (también a los finalistas, las listas larga y corta) que puede que se hayan perdido en la cantidad de libros que se editan. A veces sucede que un libro de una pequeña editorial o de un autor poco conocido que tenía un circuito muy estrecho de lectores gana una presencia inesperada, agrega hebras nuevas al tejido de la literatura de un país. No solo se visibiliza el libro, también el escritor, también la editorial. Lo veo como una suerte de dinamo del mundo no solo escritural sino también editorial”.

Mariana Enriquez asegura que es: “Porque se lee de distinta forma: tener pleno conocimiento de quién es el autor, del lugar que ocupa en el mundo literario, de qué riesgos tomó (o no) con un nuevo libro, todo eso hace que uno llegue con más conocimiento. Y además, seamos sinceros: casi ningún autor es rico y el dinero siempre viene bien. A editados y a inéditos”.

Mientras que Casas agrega: "Creo que un premio otorga cierta visibilidad a una obra. Es una de las maneras de dar a conocer un trabajo".

—¿Cuándo suena una nueva voz en la narrativa; qué características considera debe contener?

María Teresa Andruetto: Lo que me atrae de un escritor/a es su singularidad, su diferencia de otros, una diferencia que en líneas generales no es ostentosa de si, sino resultado de una búsqueda muy personal y genuina, que alcanza a percibirse en la lectura.

Mariana Enriquez: Que tenga una voz propia. Y que tome riesgos.

Fabián Casas: Nunca pienso que una nueva voz deba tener ciertas caracteristicas, me parece que la literatura es un terreno inestable -por suerte- y que lo mejor que tiene es que nos depara lo inesperado. 

Ahora bien, como gente de letras ¿qué recursos se permite y cuáles reprime a la hora de la escritura? Al respecto, Andruetto contesta: “No me permito ni me reprimo ninguno, sigo lo que la materia misma de escritura me va pidiendo. Trato de atender, de escuchar al narrador y de ver a los personajes, de no imponerles lo que tienen que hacer ni decir ni saber. Claro que muchas veces escucho mal, tal vez es muy temprano o estoy adormecida”. Mientras que Enriquez dice: “Yo me permito todo, ¡después corto!”.

Fabián Casas asegura: “Me parece que pensarte como escritor es algo que te impide escribir".

— ¿Y como lectores? ¿Qué elemento les resulta palpitante como novedoso, vanguardista?

Enriquez: Leo mucho género y creo que ahí, en esos límites, se están pensando las cosas más interesantes. Me gustan las ficciones sobre el cuerpo y sus excesos; me gustan los escritores crueles. No sé si es novedoso y vanguardista, pero si sé que muchos son atrevidos del lenguaje.

Casas: Creo que el lector es alguien que hace también un trabajo crativo, asi que el texto que me resulta inquietante es ese que -tenga la forma que tenga, este en la vanguardia o en la retaguardia- permite que yo ponga mi propia experiencia. Creo que se nota y es muy potente cuando alguien escribe intuyendo que tal vez su lector no surja en el tiempo que le toca vivir, pero igual escribe: es como el final del imnombrable, de Beckett: no puedo avanzar, no sirve de nada avanzar, tengo que avanzar.

Andruetto: No me permito ni me reprimo ninguno, sigo lo que la materia misma de escritura me va pidiendo. Trato de atender, de escuchar al narrador y de ver a los personajes, de no imponerles lo que tienen que hacer ni decir ni saber. Claro que muchas veces escucho mal, tal vez es muy temprano o estoy adormecida.

—¿Nos dirían cuál fue la novela que les marcó la vida?

Andruetto: No sé si hay una sola, no tan así. Hay varias que han sido reveladoras, desde La luna y las fogatas de Pavese a Tres golpes de timbal de Daniel Moyano, desde Retrato de grupo con señora de Heinrich Boll a Eisejuaz de Sara Gallardo, desde Austerlitz de Sebald a El río de las congojas de Libertad Demitropulos, desde Moderato cantabile de Duras a El entenado de Saer…

Casas: Es un largo poema que escrbieron mis compañeros de la 18 whiskys, un largo poema hecho de muchas voces que en tanto es un poema es también una novela. 

Enriquez: Cumbres borrascosas de Emily Brönte.