Fundación FILBA

  1. EN
  2. ES /
Filbita 2018

Biografía

Paula Bombara

Paula Bombara nació en Bahía Blanca, en 1972. Su obra está atravesada por la construcción de la identidad, la búsqueda de justicia y la reflexión sobre los estados de creación. Bioquímica de profesión y escritora por vocación, desarrolla su trabajo en dos campos, el de los libros de comunicación científica y el de los libros de ficción. Entre sus novelas más destacadas se encuentran El mar y la serpiente, Una casa de secretos, La chica pájaro y Lo que guarda un caracol. Ha publicado cuentos en antologías, como “Manuel no es Superman”, en Quien soy. Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros y “Fronteras”, en Identidades encontradas, entre otros. Dentro de su obra de no ficción resalta Ciencia y Superhéroes, coescrita junto al periodista Andrés Valenzuela. Obtuvo, entre otros premios, Mención de Honor White Ravens 2006, Premio de Literatura de la Fundación SM 2011, Destacados de la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil en varias ocasiones, White Ravens 2016, Premio Fundación CuatroGatos 2016 y 2017. Desde 2003 dirige la colección de comunicación científica ¿Querés saber? de EUDEBA. Colaboradora habitual de las Abuelas de Plaza de Mayo, es responsable del proyecto literario "Ovillo de trazos", cuyo objetivo es profundizar y aumentar el conocimiento sobre los derechos de las niñas, los niños y les adolescentes para garantizar que se cumplan en su más amplio espectro.


Bombara x Bombara

La identidad es algo que siempre se está reconstruyendo, que siempre nos lleva a integrar nuestro pasado con lo que anhelamos para nuestro futuro. Guiada por este sentimiento de continuo aprendizaje puedo decir que tanto la lectura como la escritura son una parte fundamental de mi identidad. Ambas alimentan un hambre por saber y conocer que nunca dejo de sentir. Será por eso que también me gusta viajar y experimentar nuevos desafíos. Probar nuevos sabores, oler aires de mar, de montaña, de llanura. Escuchar a las personas, crecer junto a mis hijos y a mis amigos. También es parte de mi identidad la incertidumbre; sé acunarla, soy paciente, no siempre lo que ansiamos saber, sentir o conocer llega pronto, hay que aprender a convivir con nuestras preguntas, a sostener las pasiones con fuerza, y yo aprendí de chiquita. Me guía una frase acuñada en Hijos: “lo imposible solo tarda un poco más”. Con eso en mente cultivo proyectos y llevo adelante mis deseos. Algunos demoran años, otros se concretan pronto, en todos encuentro momentos de felicidad. Escribir es el más lindo de los juegos solitarios. También me encanta resolver rompecabezas y dejar que la música me atraviese hasta hacerme bailar.

Actividades en las que participa: