Filba Blog

Filbita Villegas, primer día

agosto 3, 2017

Filbita Villegas | Filba |

“La palabra tiene materialidad, la palabra cachetazo golpea y la palabra caricia roza suave la piel”, dijo Iris Rivera al comenzar el diálogo Voces literarias, que compartió con Florencia Gattari. Para ese entonces el Filbita Villegas ya había instalado un clima cálido en la mañana villeguense que despertaba a pleno sol.

IMG_3273

La jornada arrancó apenas pasadas las 8 a sala llena en la Biblioteca Sarmiento. Hubo cuentos que pasaron de mano en mano, abrazos y encuentros. Hubo lecturas en las que Martín Blasco, Ana Méndez, Guillermina Baiguera, Sebastián Vargas y Luciano Saracino compartieron sus postales de infancia, instantáneas de las calles, las casas, los libros que los vieron crecer, de donde abrevan también los personajes de sus cuentos, los paisajes de sus creaciones.

Rivera y Gattari conversaron acerca de la cocina de sus libros, que muchas veces imponen una imagen cuando menos se la espera. A veces, confesó Rivera, puede llegar mientras se tiende la ropa y entonces “hay que largar los broches y ponerse a escribir”. Gattari reconoció ir cercando una historia, modelando la escritura en movimiento, casi siempre mientras camina. Aunque luego haya que tomarse el tiempo de sentarse a trabajar con las palabras.

El festival se multiplicó y tuvo lugar en las escuelas. La escuela 45 de General Villegas recibió con entusiasmo y muchas preguntas a Sebastián Vargas por la mañana, y por la tarde los chicos disfrutaron de tres cuentos narrados por Paula Martín, que lo hizo acompañada de instrumentos como charango, cajón peruano, sikus. Infancias de pueblo, de campo que los niños y niñas celebraron cantando a coro. Y tanto disfrutaron todos que Paula Martín salió de la escuela con un atado de rabanitos de la huerta bajo el brazo.

En otro lado de la ciudad, la escuela 46, Paco Gómez compartió con los más pequeños una lectura de Valentín solo en Sulu y Martín Blasco se sometió también a muchísimas preguntas de lectores de segundo ciclo. Abrazados a su libro Los extrañamientos, chicos y chicas indagaron en las motivaciones del autor para escribir, los modos de volcar las propias experiencias en las novelas y hasta cómo dejar huellas de los romances y los amigos entre las páginas.

El sol de la siesta acompañó a Florencia Gattari, Luciano Saracino, Ana Méndez y Alejandro O’Kif a la localidad de Bunge. La escuela 12, el Instituto San Juan Nepomuceno y la Biblioteca Maestro Trombotto fueron escenario de lecturas, charlas, preguntas, historias e historietas compartidas.

Por la tarde la Biblioteca volvió a ser epicentro principal del Festival, con un encuentro Conabip y dos talleres para adultos: Voces que dejan huella, a cargo de Paula Martín y Juegos poéticos, que dictó Iris Rivera, ambos al máximo de su capacidad.

La jornada se cierra en el Cine Español con el espectáculo de narración La receta de las brujas, del grupo local Cuentancuentero, con localidades agotadas.

COMPARTIR

Dejanos tu comentario