Filba Blog

Eduardo Agualusa: “Escribo para intentar entender la maldad”

enero 24, 2017

Club de Lectura, Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

En el Filba Internacional, el Club de Lectura de la librería Juanele de Zárate entrevistó al escritor angoleño José Eduardo Agualusa. Conversaron sobre su novela Teoría General del Olvido y otros puntos de su obra.  Acá les transcribimos el resultado de ese intercambio entre los lectores y el autor.

Filba 2016 - 02-10 Foto- Rodrigo Ruiz Ciancia-5487

Club de Lectura: El ambiente histórico de Angola en el que se desarrolla la novela es comparable con la construcción de Memoria en la Argentina. Vos hablás mucho de este tema, no sólo en el título del libro Teoría General del Olvido. ¿Creés que tu novela es un aporte a la construcción de la memoria? Y en relación a otros autores de tu generación, ¿es importante esa influencia para el pueblo angoleño?

Eduardo Agualusa: La construcción de la Memoria es importante no sólo en mi obra sino también en la de muchos otros escritores angoleños. Es muy importante para construir identidad. En países muy jóvenes es natural que la gente trabaje esto. Yo asistí al nacimiento de Angola, en el ’75 tenía 15 años. Todas las cuestiones de la Memoria están ligadas a la construcción de la identidad. Tengo otra novela, El vendedor de pasados, que trata sobre un hombre que vende pasados a los nuevos ricos. Tiene una tarjeta que dice “Ofrezca a sus hijos un mejor pasado”. Los ricos ya tienen el futuro asegurado, lo que les falta es el pasado. Es un libro sobre la posibilidad de reconstruir identidades. El tipo vende estos pasados y en determinada altura hay uno que dice “quiero un pasado angoleño” y lo que éste imagina para ese pasado empieza a suceder. Es un libro sobre la fragilidad de la memoria y de nuestras propias identidades. Es fácil crear memorias falsas. ¿Cuánto de nuestra identidad no es auténtica? Esta novela también tiene que ver con la anterior, porque al mismo tiempo que discute la identidad angoleña, tiene toda una serie de historias de personas que cambian de identidad. Algunos que quieren ser olvidados y otros que fueron olvidados como la protagonista.

CL: Usted mencionó alguna vez que no es lo mismo escribir en Río, Portugal o Berlín. Se refirió en ese momento a Barroco tropical, otra novela suya, y mencionó que era un libro sombrío porque lo terminó en Amsterdam. Dijo que escribía para acallar los ruidos de la calle. Sabiendo que usted viaja por todo el mundo, ¿qué lugares recorrió cuando estaba escribiendo Teoría General del Olvido y qué estrategias utilizó para generar la luz que recorre toda la novela? Hay un trabajo con la luz muy interesante, muy poético que recorre toda la novela. Da la impresión de que el cielo de África está allí. ¿Dónde la escribió?

EA: Creo que cuando trabajás, escribís, el medioambiente influye en lo que escribís. Entonces, escribir en Berlín puede ser diferente a escribir en Luanda. La novela captura lo que está a mi alrededor. Y sí, quizás la luz también. Cuando escribí Barroco Tropical me sentía como el personaje de esta novela, escribiendo contra el ruido, porque Luanda es una ciudad con mucho ruido. Mi departamento es el de Ludo, la única cosa verdadera de este último libro. Pero concretamente  no me acuerdo dónde lo escribí.

CL: ¿En cuánto lo escribió? ¿Fue rápido?

EA: Me demoré mucho en pensarlo y luego lo escribí rápido. Me llevó años. Esta mujer ha vivido dentro de mí muchos años. Una vez, un director de cine me pidió escribir un guión y me presentó su idea. Le dije que no me gustaba y le conté mi idea de esta mujer que vivía aislada en su casa, en su habitación. A él le gustó y escribí el guión, pero no se pudo hacer. Entonces, años después escribí la novela. Fue mucho más fácil que todas las otras porque durante mucho tiempo había pensado en esto y porque tenía una estructura preexistente.

CL: Esa fue la respuesta de la pregunta siguiente (risas). La historia de Ludovica, ¿es real?

EA: No, no es real. La inventé toda, pero ahora es real.

CL: ¿Existen personajes basados en la vida real en Teoría General del Olvido?

EA: Sí, hay un personaje que es el que me gusta más. Apareció en mi segunda novela, Estación de lluvia. Es una persona importante de la policía política, Monte. También está en una novela que se centra en Brasil, El año en que Zumbí tomó Río de Janeiro, y después volvió a surgir en Las mujeres de mi padre y luego en éste. Acá muere. Está basado en una figura real, un hombre terrible que se llamaba Valle. Murió el día en que presenté por primera vez Estación de lluvia. Murió de esta forma rara, una antena que le cayó en la cabeza. Creo que escribo para intentar entender a estas personas, la maldad. La gente buena no es difícil de comprender; la crueldad, sí. Empecé a escribir para intentar comprender a esta gente.

CL: En una entrevista dijo que no ha logrado comprender nada, ¿sigue aún sin comprender nada?

EA: Sí, continúo escribiendo porque no lo comprendo. Este personaje es muy particular porque es un hombre que hizo crueldades terribles, pero que realizó sus crueldades en nombre de una ideología. Sus propios camaradas, que creían en esta ideología, lo traicionaron, lo abandonaron y todo lo que había hecho, se pregunta por qué, para qué hizo todo eso. Fue un hombre que fue traicionado también.

CL: ¿Hay algo de Agualusa en algunos personajes?

EA: No lo sé, lo hay en todos con certeza. Cuando escribís siempre colocás algo de vos. En todos los personajes hay algo de uno.

CL: Relacionado con Monte, este personaje que obra convencido y luego se siente traicionado, y teniendo en cuenta el título, nos pareció que no hay un sentido muy profundo de venganza en los personajes, a pesar de los daños que comete Monte. ¿La falta de deseo de venganza se consigue olvidando o es por misericordia?

EA: Tienen razón, no hay un espíritu vengativo en el libro. Excepto Monte, todos los otros personajes tienen una segunda oportunidad y la aprovechan. A mí me interesó esto. Para mí es un libro sobre el miedo del Otro, la xenofobia y el absurdo de esto. Entonces, hay personajes como el mercenario portugués (que es un hombre terrible también) que es fusilado, pero sobrevive. Y cuando sobrevive, vuelve a nacer. Este es el caso más extremo, porque cambia de piel y así se salva. Se salva cuando se transforma en el Otro. Este proceso de transformación le permite salvarse y es lo mismo que ocurre al personaje central, a Ludo. Se salva cuando comprende que el Otro es el mismo, y cuando se entrega al destino del Otro. Solamente Monte no se salva. Este es un país que ha vivido tanta crueldad como Angola, que la crueldad se multiplica, es como un eco, no para nunca. Alguien tiene que frenar la intensidad, porque si no, una crueldad llama a la otra. Tiene que haber alguien que tenga el coraje de no continuar la crueldad, de dar la mano, extender la otra fase. La historia de Angola es la historia de la crueldad. Empezó antes de los portugueses y luego siguió y es cada vez peor.  Es el eco de la crueldad del pasado. Cosas que se hacen hoy tienen que ver con lo que se hacía en el siglo XIX. Uno consigue entender esto y es una posibilidad de perdón.

CL: Usted escribe “La maldad debe descansar”, la necesidad del perdón para poder seguir.

EA: No por casualidad es un niño el que salva a la protagonista, el que le da la mano, el que rompe el muro.

CL: Una de las actitudes que más nos ha llamado la atención es el aspecto de solidaridad que tiene tu pueblo, que se ve reflejado en personas que uno no la esperaba, que dan todo. A mí me llenó de mucha luz. La pregunta es: ¿es una característica social de tu pueblo?

EA: Sí. Nunca me gusta generalizar, decir los angleños son esto, aquello. Pero creo que la generosidad es una cosa que se encuentra en Angola. También la facultad de la alegría. La gente en circunstancias terribles está bromeando, haciendo chistes. Son alegres. Ves más alegría en un país como Angola que tiene tantas dificultades que en un país como Portugal.

CL: La protagonista, Ludo, es una mujer que transita su femineidad en forma trágica: es violada, entrega a su hija, canta una canción de cuna para el hombre que acaba de matar y la escena de la muerte del fantasma cuando la leí, sentí que reflejaba un aborto, ¿es así?.

EA: No pensé en eso. Vengo a estos lugares y me explican mi propio libro (risas).

CL: El tema que cruza todo el festival es el cuerpo. ¿Existe una relación entre ese cuerpo ficcional que construiste (si bien dijiste que Ludo estuvo encerrada en vos por mucho tiempo, fíjate la metáfora) y el cuerpo social real de Angola? A partir de los sufrimientos que Ludo transita y la posibilidad de ser rescatada por un niño.

EA: Eso sí. Ludo se aísla y, al mismo tiempo, con los años empieza a quedarse más y más aislada. Primero, porque tiene una biblioteca muy muy grande. Cada libro es como una ventana, una posibilidad de fuga que le permite huir a otros mundos. En un momento, tiene que quemar cosas para poder sobrevivir y al último quema su biblioteca. Entonces quema todas sus posibilidades de huir. Y después va perdiendo la vista, se va quedando ciega, con más dificultades de moverse, entonces se va quedando prisionera de ese propio cuerpo. El fin del libro es un niño que la salva de todo esto. Es el individuo que la salva.

CL: En relación a los espacios justamente hay un capítulo que se llama la “Antena rebelde” y dice “Las nubes cercaban la ciudad como aguas vivas. Para Ludo el afuera es asfixia y el adentro es el mundo”. En esta relación, si siempre el afuera es caótico, leí La vida en el cielo, dice “Yo era libre allá en la Tierra, podía ir donde quisiera. Aquí en el Cielo, ricos y pobres, somos todos prisioneros”. Ese manejo del espacio, ¿el afuera siempre es caótico?

EA: Para Ludo el afuera siempre es caótico. Ella veía monstruos, peligro en las cosas más sencillas. El otro libro es distinto. Lo escribí con mis hijos, para mis hijos. Es para un público más joven. Mi editor portugués no estuvo de acuerdo en colocar en la tapa que es para un público más joven. Me divertí mucho escribiendo ese libro. Lo escribí después de Ludo, así que fue como vacaciones, una liberación.

CL: Encontramos que la novela es sumamente poética. Sobre todo en los fragmentos de los cuadernos de Ludo. Usted pidió colaboración a una poeta brasileña para la escritura de los haikus y del exorcismo, ¿a qué se debió eso?

EA: Fue muy simple. Conocí a esta poeta que sólo escribe haikus y me gustó mucho. Ludo  escribe en las paredes de su departamento y al pasar de los años no le quedan más paredes, entonces va cortando los adjetivos, los va haciendo más pequeños, compactos, entonces hacía sentido que escribiese haikus e invité a esta poeta a escribir como si fuera el personaje porque me interesaba esta forma específica. Y creo que funcionó.

CL: Sobre el título de la novela, yo lo tomé como una crítica social a la capacidad que tienen los pueblos de repetir la Historia, los errores. ¿Qué es lo que generalmente olvidamos los individuos y los pueblos? ¿Qué es ese general olvido?

EA: El título tiene que ver con una discusión que hay en todo el libro sobre la mejor manera de solucionar este rencor histórico, este ciclo de odio del que hablamos antes. Si lo debés hacer olvidando o si, por el contrario, discutiendo, llorando junto con el otro y entonces sí, poder olvidar y recuperar. Es bastante difícil. Esta es la discusión entre Ludo y Jeremías.

CL: El libro pareciera esperanzador, ¿esa es su visión?

EA: Espero que sí. Los angoleños todavía tienen esperanza y nos dan esperanza. Durante un tiempo fue periodista de guerra y un día fui a visitar mi ciudad de origen y estaba completamente destruida porque había sido bombardeada durante 55 días consecutivos por la aviación gubernamental. Pero me hablaron de un hombre que era jardinero en un invernadero, un lugar muy bonito, precioso. Durante el bombardeo trabajó todo el tiempo. Entonces, lo busqué y le pregunté por qué arriesgaba su vida. Y me dijo: “Era necesario que alguien viniera a cuidar las rosas”. Cuando tenés gente como esa, no tenés derecho a desanimarte, a no tener esperanza.

CL: La novela tiene muchos hilos narrativos y nos preguntamos s si usted creía que la novela pierde fuerza si alguno de esas tramas queda sin resolver. Tuvimos una discusión acerca de la paloma.

EA: No era necesario que todo cerrara. Pero a mí me gusta. Lo bueno de escribir es que yo no sé cómo va a terminar. Escribo porque quiero saber cómo va a terminar la novela. Lo mejor es que cuando estoy llegando al fin las historias se empiezan a ligar, a cruzar. Y de pronto te das cuenta de que lo estuviste trabajando todo este tiempo. Esto es lo más extraordinario, porque no sé qué va a pasar. Es maravilloso para mí como escritor ver cómo eso se va ligando. Los norteamericanos, los alemanes, los ingleses son más “racionales” y para ellos no hay muchas coincidencias, pero la vida está llena de coincidencias. Me han pasado cosas que un lector no las creería.

CL: Como grupo en la lectura percibimos el relato como un gran rompecabezas, ¿esa forma fue determinada por el contenido?

EA: En todas las novelas cuando empiezo a escribir no sé mucho de las formas, pero voy descubriéndolo poco a poco. No la pienso previamente, la voy encontrando. Mi problema es el exceso de todo. Cuando empiezo a escribir, todo el tiempo tengo que acortar. Pero la realidad angoleña es excesiva. Todo es demasiado: la luz, los colores, los sentimientos. A veces, tenés que recortar un poco, crear una estructura donde tenés toda esta gente.

CL: ¿Cuál es la situación de la literatura angoleña hoy? ¿Tus lectores están mayoritariamente en Angola o afuera?

EA: La literatura puede ir mejor en la medida en que tengamos más escritores y lectores. Para tener escritores tenés que formar miles y miles de lectores. Para esto hay que invertir en educación, en cultura. En Angola, desgraciadamente, el gobierno sigue invirtiendo más en las fuerzas armadas que en la educación. Es un país que tiene una gran potencialidad, porque tiene historias de la gente y toda una cultura de contar historias, de la oralidad. Es muy vivo. Salís a la calle y hablás con quien sea y tiene una historia increíble para contar. Este mundo mágico es parte del cotidiano de la gente de Angola. Pienso que mis libros son muy flacos confrontados con la realidad. Ahora no hay corrientes literarias, hay gente trabajando de forma muy diversa. Todos los escritores africanos tenemos más lectores afuera que adentro. Eso hace que un escritor africano sea al mismo tiempo un traductor, un intérprete, porque tenemos que traducir las tradiciones, la realidad para otras culturas y esto puede ser muy positivo. Tenemos que encontrar un medio de hacer esto, puede hacer que la gente se interese por la literatura africana. Hay gente que es muy joven, que tiene un trabajo muy interesante y se explica por este esfuerzo de traducir para un público de otras realidades.

CL: La variación de idiomas también

El portugués coexiste en Angola con otros idiomas y va recibiendo de ellos, se va enriqueciendo. Tiene que dialogar con los otros todo el tiempo y toma de los otros, incluso una manera de pensar diferente, otra racionalidad.

CL:  Más allá de la historia y los personajes y el lector hipotético, en el acto íntimo de la escritura, ¿para quién escribe usted?

En primer lugar para uno mismo, porque le gusta, por pasión. Escribo por necesidad. Pero también a uno le gustaría que lo leyera alguien. Me gustaría que en Angola les gustase lo que estoy escribiendo, pero lo principal es escribir con pasión, con verdad. Si lo hacés, mismo si el libro no va bien o a la crítica no le gusta, a vos te ha gustado.

CL: Somos un Círculo de Lectores, ¿qué nos recomienda como próxima lectura?

EA: Les recomendaría otro escritor angoleño. Mia Couto es mi mejor amiga y estuvo aquí.  Es mi hermana mayor.

Luego se abrieron las preguntas al público y esto fue lo que surgió: 

Público: Se ha catalogado su obra como cruza de Coetzee con Gabriel García Marquez, ¿los leyó?

EA: Es como cruzar una jirafa con un insecto. Pero tiene algún sentido porque me gusta la simplicidad, la sencillez, la dureza y al mismo tiempo Márquez estuvo en Angola en el ’76 para escribir sobre la presencia cubana y escribió un libro divertidísimo, Operación Carlota. García Marquez dice que la visita dividió su vida y comprendió que mucho del realismo mágico viene de África, de Angola en particular.

Público: También hay mucho de las creencias populares en sus libros

EA: A mí me interesa la presencia del absurdo. Borges me gusta mucho. El vendedor de pasados es un homenaje a Borges, que es el narrador del libro. Los escritores latinoamericanos fueron muy importantes para mi formación. Cortázar es más africano que Borges.

Público: El vendedor de pasados incluye aspectos sociales y políticos. El tema de los albinos, ¿es a propósito?

EA: En todos mis libros hay personajes que sufren persecuciones, por sus características físicas, por cuestiones mágicas. No tanto en Angola, pero en Congo sí hay una persecución a los albinos. Cuando lo elegí como personaje tenía más que ver con esto que con algún tipo de metáfora.

Público: Lo que dijo de la memoria tiene que ver con la construcción que los Estados hacen de sus pasados

EA: Tiene que ver completamente. En Angola hay esa necesidad mayor. Es un país que fue socialista durante muchos años y la misma gente que lo construyó ahora es capitalista, no hay continuidad en el poder. Quedaron muchos ricos. ¿cómo podía ser si era un país socialisa y partían todos de lo mismo? Entonces, hay más necesidad de alguien que cree pasado.

Escrito en el Cuerpo

octubre 11, 2016

Filba Internacional 2016, Textos | Filba | Comments (0)

El Filba Internacional comenzó con el panel de lecturas “Mi cuerpo”.  La temática abarcó todo el festival, pero comenzó con unos escritos ineludibles. Seis escritores se enfrentaron a lo único que realmente poseen y escribieron un texto sobre el cuerpo propio. Acá se los compartimos.

Filba 2016 - 28-9 Foto- Rodrigo Ruiz Ciancia-4845

[Leer más]

¡Gracias por venir!

octubre 6, 2016

Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

Queremos agradecer a todos los que participaron del Filba Internacional: autores, lectores, voluntarios, staff. Gracias por acompañarnos en este festival y hacer que la literatura circule.

Filba 2016 - 28-9 Foto- Rodrigo Ruiz Ciancia-4903

Filba 2016 - 01-10 Foto- Rodrigo Ruiz Ciancia-5364

Reviví los paneles y lecturas de la octava edición del Filba en nuestras redes sociales. Buscate en las fotos en Facebook o escuchá algunas charlas y entrevistas a autores en el canal de Youtube. También, iremos subiendo los textos que se leyeron durante el festival en este blog y en el de Eterna Cadencia.

Si viniste a alguna de las actividades, completá esta encuesta y participá  por libros de los autores que participaron en el Festival. Y si querés ayudarnos a hacer más festivales, hacé click acá.

Así se preparan para entrevistar a Agualusa

septiembre 30, 2016

Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

Queremos escuchar las preguntas de los lectores, por eso convocamos a Clubes de Lectura a participar del Filba Internacional. Este año, el Club de Lectura “Juanele” de Zárate fue seleccionado para entrevistar al escritor angoleño José Eduardo Agualusa. Acá les contamos cómo se preparan para esta actividad.

Agualusa (c) Rosa_Cunha

-¿Cómo comenzó el club de lectura?

El club de lectura comenzó en el año 2011 como una iniciativa de las propietarias de la librería Juanele. Por aquellos años, y a poco de haberse inaugurado la librería, surgió la inquietud por parte de Soledad y Pilar de crear un espacio de lectura y debate, sumada a la necesidad que expresaban algunos lectores asiduos y así, a través de un anuncio en las redes se fue formando el “club de lectura”.

A lo largo de estos años fueron muchas las lecturas que el grupo llevó adelante. Se leyeron clásicos de la literatura universal como Memorias de Adriano” de M. Yourcenar y mucho de literatura argentina como los autores ya consagrados: Borges, Cortázar, Saer, Abelardo Castillo y varios más. Pronto, con la coordinación de Armando Borgeaud, el entusiasmo del grupo de “clubers” (como se autodenominan) hizo que sus lecturas tomaran otros rumbos más contemporáneos y después de leer sus obras  convocaron a la librería a autores como Hernán Ronsino, Jorge Consiglio y F. García Lago con los cuales compartieron charlas abiertas que fueron sumamente enriquecedoras.

[Leer más]

Cuerpo Presente

septiembre 14, 2016

Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

¿Cómo aparecen las tramas del cuerpo en la narrativa de hoy? ¿Cómo escriben los cuerpos enfermos? ¿Se puede narrar el sexo? ¿Qué estilos acompañan los cambios de género? ¿Qué sintaxis admite la violencia? ¿Qué lugar ocupa el cuerpo en Latinoamérica? ¿Cuánto participa el cuerpo del lector en el acto de lectura? ¿Es la literatura un cuerpo sin límites?

Este año, el lema del festival es “Cuerpo presente”. En el Filba Internacional tendremos paneles, lecturas y conferencias para recorrer estos interrogantes.

PANEL REGISTRO DEL CRIMEN-2

[Leer más]

Irvine Welsh por primera vez en Argentina

agosto 25, 2016

Filba Internacional 2016, Mentes brillantes | Filba | Comments (0)

El autor de Trainspotting visitará la 8va. edición del Filba Internacional. El escritor escocés es reconocido por la famosa novela que luego fue llevada al cine hace veinte años.

PH: María Teresa Slanzi

PH: María Teresa Slanzi

“Nací en Edimburgo en 1958 y soy escritor. Viví en Muirhouse; a los 16 años dejé la escuela y tuve mil trabajos. Al poco tiempo me mudé a Londres siguiendo al movimiento punk. A fines de los ochenta, volví a Escocia donde trabajé para el Edinburgh District Council, me gradué en la universidad y me dediqué a escribir”, asegura.

Además, publicó Escoria, Porno, Secretos de alcoba de los grandes chefs, Crimen, Skagboys y La vida sexual de las gemelas siamesas. También escribió algunos libros de cuentos, guiones y obras de teatro.

Biblioteca Abierta: libros sin muros ni fronteras

agosto 16, 2016

Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

¿Tenés buenos libros, libros que ya leíste y te gustaría que otros lectores puedan descubrir? ¿Querés encontrar un libro interesante y llevártelo de manera gratuita? La Biblioteca Abierta puede ser ese espacio.

PUBLICO-3

Por segundo año consecutivo y dado que fue un éxito rotundo en 2015, durante el Filba Internacional tendremos nuestra Biblioteca Abierta en los jardines de La Abadía. Entre el viernes 30 de septiembre y el domingo 2 de octubre, ¡vení a disfrutar del placer de la lectura!

Queremos que los lectores compartan y recomienden sus lecturas. Por eso, cuando vengas al #FilbaInt traé un libro (o dos) que le haya gustado para que un nuevo lector lo descubra. Además, podés llevarte otro que todavía no hayas leído y te interese. Para leer cómodamente en los jardines o llevarte a casa si te gustó mucho. La entrega de libros y su retiro son totalmente libres y gratuitos.

¿Cómo funciona?

DEJÁ UN LIBRO:
– Traé uno o dos libros que te hayan gustado
– Los libros pueden ser para grandes o para chicos y de cualquier género (novela, cuento, ensayo, poesía).
– Por favor, que los libros estén en buen estado
– NO dejes material publicitario, folletos, manuales, diarios o revistas
– ¡Gracias!

LLEVATE UN LIBRO:
– Mirá los libros y llevate uno (o dos)
– Es gratis, no hace falta que te registres en ningún lado
– Podés quedarte con el libro, traerlo de vuelta, o traer otro
– Disfrutá la lectura y, si querés, después mandanos un mail contándonos qué te pareció (a info@filba.com.ar)

Cruce Buenos Aires

agosto 16, 2016

Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

Martes 27 de septiembre, de 10 a 18 horas
Biblioteca Nacional – Agüero 2502

CRUCEOK

PROGRAMA

10:00 – 10:15 Palabras de bienvenida
10:15 – 11:15 Sesión de ideas I: Andrea Hanke, Claudio López Lamadrid
11:15 – 11:30 Receso
11:30 – 13:00 Sesión de ideas II: Matthew Battles, Gonzalo Oyarzún, Marcos Trevisán
13:00 – 14:30 Almuerzo
14:30 – 16:15 Cruce de ideas: discusión con Andrea Hanke, Matthew Battles, Claudio López Lamadrid, Gonzalo Oyarzún y Marcos Trevisán
16:15 – 16:30 Receso
16:30 – 18:00 Acción: siete casos reales: Beatriz Busaniche, Fundación Vía Libre; Germán Echeverría, 24symbols; María Macedo, Random House Mondadori; Claudia Martínez, Biblioteca Popular Cachilo (Rosario); Iván Moiseeff, Zona Futuro, Feria del Libro de Buenos Aires; Natalia Porta López, Fundación Mempo Giardinelli (Chaco); Bárbara Talazac, Programa Libros y Casas (Ministerio de Cultura de la Nación)

Participan:
Matthew Battles – Director del MetaLAB de Harvard, Estados Unidos
Andrea Hanke – Directora de Books + Publishing, Australia
Claudio López Lamadrid – Director editorial de Random House Mondadori, España
Gonzalo Oyarzún – Subdirector del Sistema de Bibliotecas Públicas, Chile
Marcos Trevisán – Físico e investigador del Conicet, Argentina

Coordinado por Adriana Amado.

Fundamentación:
Libros, lectura, lectores: ¿cómo los atraviesan las nuevas tecnologías? ¿Qué cambios se vienen produciendo sin que nos demos cuenta? ¿Cuáles serán las nuevas modalidades, definiciones, límites, oportunidades? ¿Qué combinaciones inesperadas encontrarán la literatura, el aprendizaje, la economía, los derechos de autor, las neurociencias y la tecnología, entre otros?

En el marco del festival Filba Internacional, Fundación Filba, con el apoyo de la Subsecretaría de Economía Creativa y Comercio Exterior de la Ciudad de Buenos Aires, realizará un encuentro para pensar el futuro del libro, la lectura y los lectores. El 27 de septiembre cinco expertos cruzarán experiencias muy distintas y encararán las mismas preguntas desde sus muy particulares puntos de vista.

Destinado a:
Todos aquellos que trabajen con libros y lectores (escritores, docentes, libreros, periodistas, redactores, bibliotecarios, editores, traductores, poetas, ilustradores, narradores, diseñadores, investigadores, etc.).

Encuentro para docentes en el Filba Internacional

agosto 16, 2016

Encuentro Docente, Filba Internacional 2016 | Filba | Comments (0)

El sábado 1 de octubre se llevará a cabo un encuentro especial para docentes en el Malba, en el marco del Filba Internacional 2016.

JORNADA DOCENTE-3

Programa

9:00 a 10:00. Acreditación.

10:00 a 10:15. Palabras de apertura | Fundación Filba     

10:15 a 10:45. Charla | Leer con todos los sentidos, por Silvina Marsimián

La experiencia literaria pasa por todo el cuerpo, y desde allí, se comparte y se multiplica en el encuentro con otros lectores. Marsimián compartirá algunas reflexiones reunidas a lo largo de su larga y comprometida carrera como docente.

10:45 a 11:15. Receso

10:45 a 11:45.  Entrevista | Ivonne Bordelois

Como punto de partida fundamental, es preciso recordar que el lenguaje no es un mero instrumento de comunicación: es un cimiento solidario, una visión del mundo que nos conduce a lo más íntimo y precioso de nosotros” ha dicho la destacada lingüista y ensayista. En esta entrevista, recorrerá algunos puntos fundamentales de su obra y de sus reveladoras investigaciones en relación al lenguaje.

11:45 a 12:00 Receso

12:00 a 13:30. Diálogo | Escrito en el cuerpo

Participan: Marta Sanz y Federico Jeanmaire

Los autores conversarán acerca de sus vidas como lectores, sus elecciones de la infancia y la actualidad y los modos en los que esas historias se vinculan con la propia escritura.

Modera: Silvina Marsimian

Inscripción

La propuesta de este encuentro es pensar cómo la lectura con otros y la literatura -dentro y fuera del aula-, ponen en juego la propia experiencia lectora. La entrada es libre y gratuita, pero requiere inscripción previa.

La acreditación será a partir de las 9:00, y la actividad comenzará puntualmente a las 10:00.

Para inscribirse tienen que completar este formulario. Cupos limitados.

Para información y consultas escribinos a escuelas@filba.org.ar

Sobre los participantes

Ivonne Bordelois es poeta y ensayista. Se doctoró en lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts con Noam Chomsky y ocupó una cátedra en la Universidad de Utrecht (Holanda). Recibió la beca Guggenheim en 1983. Ha escrito varios libros, entre los cuales se destacan El alegre Apocalipsis (1995), Correspondencia Pizarnik (1998) y Un triángulo crucial: Borges, Lugones y Güiraldes (1999, Segundo Premio Municipal de Ensayo 2003). En Libros del Zorzal ha publicado La palabra amenazada (2003), Etimología de las pasiones (2005), A la escucha del cuerpo (2009) y Del silencio como porvenir (2010). Ganó el Premio Nación-Sudamericana 2005 con su ensayo El país que nos habla.

Federico Jeanmaire (Baradero, Argentina, 1957) es licenciado en Letras, profesor universitario y ha sido profesor en la UBA, en la cátedra de Beatriz Sarlo. Investigador del Siglo de Oro fue becado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de España para trabajar en la Sala de Manuscritos de la Biblioteca Nacional, en Madrid. Ese año su libro Miguel, una biografía ficticia de Cervantes resultó finalista del Premio Herralde de Novela y fue publicado por la editorial Anagrama. Con su novela Mitre obtuvo el Premio Especial Ricardo Rojas a la mejor novela argentina escrita entre 1997 y 1999, galardón otorgado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Después de veinte años de estudio, publicó Una lectura del Quijote (Seix-Barral, 2004), un ensayo que lo confirmó como uno de los mejores especialistas y lectores de Cervantes.

Silvina Marsimian es profesora en Letras (UCA) y magíster en Análisis del Discurso (UBA). Se ha desempeñado como profesora en carreras de grado y posgrado en la UBA, y en institutos de formación docente. Fue vicerrectora del Colegio Nacional de Buenos Aires, donde se desempeña actualmente como docente titular. Asesoró escuelas primarias y secundarias y dictó cursos para docentes y directivos de ambos niveles. Publicó libros de texto y artículos especializados, y dirigió colecciones de literatura. Ha sido coordinadora de la Feria del Libro Infantil e integra el Congreso de Promoción de la Lectura de la Fundación El Libro. Entre sus libros: Panorama de la literatura argentina contemporánea; Herramientas para enseñar a leer y escribir cuentos (Premio Libro de Educación 2013-2014) y Lengua, radio, humor y censura: el caso Niní Marshall.

Marta Sanz nació en Madrid en 1967. Estudió y se doctoró en Filología española. Ha dado clases y colaborado con distintos periódicos y revistas. También ha hecho encuestas, ha sido ghost writer y lectora de editorial. Hasta la fecha ha publicado trece novelas, un ensayo, cuatro poemarios, multitud de relatos incluidos en distintas antologías. Ha recibido algunos premios como el Ojo crítico, el Vargas Llosa NH, el Tigre Juan, el Cálamo, recientemente el premio Herralde por su novela Farándula.